Cómo hacer una funda nórdica paso a paso

En los meses más fríos del año necesitamos contar con diferentes textiles que nos brinden el abrigo que requiere nuestro cuerpo, para así estar cómodos y cálidos mientras pasan las bajas temperaturas y se acerca la próxima estación.

Un buen complemento que podemos tener en nuestra habitación es una funda nórdica, que es excelente para proporcionarnos calor mientras descansamos, por lo que pasamos un rato agradable bajo las sábanas.

Las podemos encontrar en una gran variedad de telas, texturas y rellenos, así como un gran abanico de precios.

Pero si eres de las personas que prefiere las fundas nórdicas hechas a mano, tal vez has considerado hacer una completamente personalizada.

Por eso es que necesitas saber cómo cortar un edredón nórdico y conocer todos los pasos que hacen falta para lograr una buena funda que te abrigue.

Tomar las medidas

Tomar las medidas

El primer paso para hacer la funda nórdica es conocer las medidas del relleno nórdico o de la cama a la cual le vas a poner el textil, porque no quieres que quede corta y mucho menos que caiga hacia los lados, porque de ninguna de las dos maneras se ve bien.

Si vas a hacer la funda para una cama individual entonces necesitas conocer la medida del nórdico de una cama 90, de igual manera para los diferentes tamaños de camas matrimoniales que existen.

Una vez que conozcas las medidas de la funda nórdica de una cama de 90 entonces podrás comprar la tela necesaria para empezar a cortar y coser tu textil. También debes tener en cuenta las medidas para las fundas de las almohadas, ya que necesitas que combinen con tu funda nórdica.

Es importante que compres un poco más de tela de la necesaria porque al momento de cortarla necesitas dejarle un espacio para la costura, y si no haces bien las medidas entonces vas a tener una funda nórdica más corta de la que esperas.

Si es la primera vez que vas a hacer una funda nórdica, es bueno que conozcas todos los tamaños que existen y que midas la cama para que sepas exactamente lo que vas a hacer.

Elegir la tela

Elegir la tela

La tela es un factor muy importante al momento de hacer nuestra funda, porque tiene que ser una que nos guste bastante y que sea suave al tacto, para que se sienta agradable cuando la vayamos a usar.

Es importante contar con una sábana que sea suave y lisa, por eso debes saber cuáles son las mejores telas para hacer una funda nórdica.

Entre las más comunes están el algodón, el poliéster, la tela polar, el satén, y el lino. Para escoger una debes pensar primero en tu presupuesto, ya que hay algunas que son más costosas que otras.

Luego, debes fijarte en el diseño de la tela, ya que es probable que quieras un color liso, o que prefieras un diseño estampado. Todo dependerá de tu gusto personal, así que en esto tienes mucha libertad.

Recuerda que debes comprar la cantidad de tela suficiente para que la funda te quede del tamaño que quieres, es preferible que compres un poco más por si acaso, no vaya a ser que luego te haga falta tela y eso no se puede arreglar fácilmente. Por eso es que necesitas conocer las medidas con anterioridad.

Cortar la tela

Cortar la tela

Una vez que tienes la tela, necesitas saber cómo cortar un edredón nórdico, porque esto es sumamente importante para lograr el resultado que queremos.

Si el relleno nórdico tiene una medida de 150x220cm entonces necesitas cortar la pieza de tela con 20 cm de más en cada lado, de manera que deberás tener un pedazo de tela de 170x240cm ya que así tendrás una holgura para coser y que la funda te quede de la medida que quieras.

Con relación a las almohadas, debes añadir 10 cm al tamaño de corte, en ese caso tendrás dos rectángulos de 50x100cm.

Recuerda que debes cortar dos pedazos de cada tamaño, por lo que tendrás dos trozos de tela para la funda nórdica y cuatro trozos de tela para las almohadas, en caso de que cuentes dos almohadas en tu cama.

El siguiente paso será coser estos trozos de tela, que será ya lo último que deberás hacer para tener tu funda nórdica.

Coser el nórdico

Coser el nórdico

Es importante que puedas seguir las indicaciones con respecto a la costura para que puedas lograr una funda nórdica que tenga una buena proporción. Al ser trozos de tela tan grandes puede ser un poco complicado, especialmente si eres principiante en la costura, sólo debes seguir las instrucciones al pie de la letra.

Lo mejor es que estas costuras son todas rectas, así que será un poco más sencillo, por lo que no debes preocuparte de que sea un procedimiento de costura muy complejo. Si deseas puedes coserle una cremallera, o utilizar clips de sujeción, velcro, o cualquier otro método en caso de que no quieras utilizar el hilo.

Debes tomar los lados delanteros de la tela y colocarlos uno al frente del otro, y empezar a coser por uno de los lados cortos de la tela, preferiblemente el que va en la cabecera. Una vez que lo hayas hecho deberás planchar la costura abierta y sobrehilarla.

Haz un dobladillo por todo el contorno y luego plancha el borde de esa pieza abierta. Cose ahora a lo largo, tomando como margen el dobladillo pero no llegues completamente hasta abajo. Deja unos 20 cm aproximadamente sin coser para que puedas introducir el relleno, lo cual será un poco complicado y por eso necesitas ese espacio.

Para las almohadas debes hacer el mismo procedimiento, que será colocar los frentes por el delantero de ambos trozos de tela. Deja un centímetro a cada lado para coser y plancha la costura abierta para sobrehilarla cerrada.

Utiliza una plancha para hacer un dobladillo doble de primero 3 cm y luego de 7 cm. Por último, cose al borde de esos 7 cm por ambos extremos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.