Técnica Hoffman y la jeringuilla para pezones invertidos

La adecuada alimentación de un bebé suele ser crucial para su desarrollo, y si se trata de la alimentación con leche materna aún más. En el caso de que la madre tuviera pezones invertidos no hay de qué preocuparse, la técnica Hoffman y la jeringuilla pueden ser de mucha ayuda.

Estas dos técnicas, si son utilizadas correctamente y de manera perseverante pueden llegar a dar solución al problema de los pezones invertidos.

Ambas técnicas pueden ser aplicadas a partir de los últimos meses de embarazo, sin embargo se requerirá de la aprobación médica antes de comenzar a practicar cualquiera de ellas.

Ejercicios de hoffman para el pezón

Por lo general no existe ninguna razón por la cual no se puede ponerlas en práctica. Pero si tu embarazo es de alto riesgo, múltiple o existe la posibilidad de tener un parto prematuro es mejor esperar al nacimiento para practicarlas.

Ejercicio de hoffman 1

La técnica Hoffman, consiste básicamente en realizar una serie de masajes formadores, que paulatinamente irán dando forma al pezón y preparándolo para el momento de la succión.

Los ejercicios a realizar son bastante simples, como primer paso se colocan ambos pulgares en la base de la areola, el lados opuestos y se estira la piel hacia afuera, alejando los pulgares uno del otro.  Realiza estos movimientos tanto de manera horizontal como vertical.

Ejercicio de hoffman 2

Este ejercicio logra dar mayor elasticidad a la piel de la areola para facilitar el adecuado agarre del bebé.

Ejercicio de hoffman 3

Luego, con ayuda de los dedos índice y pulgar de una mano, se pinza el pezón y suavemente se lo estira simulando el estirón que haría el bebé al tratar de succionarlo. Este ejercicio contribuye tanto a la elasticidad como a la forma del pezón.

Y por último se pinza el pezón de la misma manera que en el anterior ejercicio, pero con la diferencia de que en lugar de estirarlo, se realiza un movimiento circular masajeando el pezón.

Estos simples ejercicios, si se realizan con perseverancia y paciencia pueden ayudar de sobremanera.

pezón Jeringa

Técnica de la jeringuilla

Otra técnica que puede ser utilizada en el caso de pezones invertidos es la técnica de la jeringuilla. Para realizar esta técnica es necesario contar con una jeringuilla y realizarle algunas modificaciones.

Como primer paso se realiza un corte lo más próximo que se pueda a la punta, no es necesaria comprar la aguja.

Se desecha la punta y como segundo paso se procede a volcar la jeringa. Para esto se retira el émbolo  y se lo inserta por el lado donde realizamos el corte. Este volcado se realiza para conseguir una punta de  bordes lisos y que no lastimen al pezón al presionar la jeringa contra la piel.

Como último paso, se debe colocar la jeringa sobre el pezón y poco a poco ir realizando una succión, para así ir formándolo.

Esta técnica resulta muy eficaz, pero es necesario tener algo de precaución en especial cuando el pezón se encuentra lastimado, muy irritado o tiene grietas. En ese caso también puede utilizarse una extractora o sacaleches para extraer la leche del seno y a la vez dar forma al pezón.

Sea cual sea el método elegido, se debe consultar siempre previamente al médico o partera a cargo y recibir la orientación adecuada sobre la técnica a utilizarse.

2 comentarios en “Técnica Hoffman y la jeringuilla para pezones invertidos”

  1. Ya esta tecnica y el uso de jeringa no son recomendados según nuevas teorías de lactancia materna. Es mas, Lastiman el pezón! adicional… un bebe no necesita un pezón protráctil para hacer una adecuada succión de la leche, el no debe agarrar como tal el pezón, la adecuada técnica es agarrando la areola y es por ello que en una correcta técnica el pezón no debería verse lastimado.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.