Saltar al contenido
iOrigen

Cómo reproducir bambú de la suerte

Si deseas tener en casa una maceta de bambú, o ya lo tienes pero con el paso del tiempo se ha vuelto opaco, sin vida y apagado. Saber cómo reproducir bambú de la suerte te será de utilidad.

Esta planta al igual que muchas otras de la familia Dracanea se reproducen por medio de esqueje. Es decir por medio de estacas.

Lo único que necesitas es una pequeña estaca o ramita de una planta madre adulta para poder conseguir nuevas plantitas.

El procedimiento suena por demás sencillo, pero existen algunos factores que debes tomar en cuenta a la hora de realizar la reproducción.

Las condiciones del brote que usarás son esenciales a la hora de conseguir una buena propagación. Las plantas de bambú suelen desarrollar unos brotes laterales en los nudos.

bambu_broteEstos crecimientos en muchas ocasiones son recortados por los dueños ya que se busca mantener la forma original de los tallos de bambú y la atención es centrada en un tallo principal, pero estos brotes pueden ser utilizados para reproducir la planta sin muchas complicaciones.

Es conveniente que los brotes elegidos se encuentren lo suficientemente fuertes, en especial si es que aún eres un novato. Puedes cortar brotes que aún no tengan hojas, pero para asegurarte lo mejor es seleccionar aquellos que ya tengan al menos un par de hojas bien desarrolladas.

El corte realizado, es también otro factor importante. Si se realiza un mal corte al separar el brote de la planta madre puede que las raíces tarden demasiado en desarrollarse o en el peor de los casos no se desarrollen nunca y tengas que desechar.

Lucky bamboo_corteEste debe ser limpio sin desgarres y en lo posible lo más pegado al tronco que se pueda. Si las condiciones se dan lo recomendable es que se haga un corte recto en lugar de oblicuo, aunque la forma del corte no influye demasiado puede que cuando el brote comience a echar raíces el tener un corte oblicuo resulte poco estético o práctico.

Una vez separado el brote procede a colocarlo en un recipiente con pequeñas piedrecillas y agua. El colocado de piedras no es meramente ornamental, la presión ejercida por estas estimulará el crecimiento de nuevas raíces además de dar sujeción a la planta para mantenerla en una adecuada posición vertical.

Presta especial atención al agua en la que dejas los brotes,  puedes utilizar agua corriente del caño, siempre y cuando la dejes reposar unos minutos en un recipiente y utilices solo los 2/3 superiores de agua desechando la que queda en el fondo.

De esta manera reducirás un poco la concentración de cloro o químicos utilizados para purificar el agua y que resultan un poco fuertes para la pequeña plantita en desarrollo. También puedes usar agua natural embotellada si te resulta más conveniente.

Cambia el agua del envase una vez por semana y si notas algún signo de podredumbre, realiza un corte eliminando el sector dañado y cambia el agua con algo más de frecuencia. Al cabo de unas semanas tendrás lista tu nueva planta de bambú de la suerte.


Bambú al detalle


Cómo reproducir bambú de la suerte
4.3 (85.56%) 36 votes