Qué hacer en una entrevista laboral

¿Qué hacer en una entrevista laboral para causar una buena impresión y tener mayores oportunidades a la hora de ser seleccionado?

Existen puntos básicos que pueden darnos ventajas a la hora de presentarnos a una entrevista. La puntualidad es uno de ellos. La clave es: ni antes ni después, llegar con una anticipación de 10 minutos es suficiente. La presencia también es importante, cada ámbito tiene sus propios códigos; entre la formalidad y la informalidad existen un sinfín de variantes. Un aspecto importante a considerar es la adecuación al puesto al que nos presentamos, aunque para no pasar inadvertidos resulta beneficioso incorporar a nuestra vestimenta algún detalle u objeto que llame la atención de nuestro entrevistador de modo que pueda recordarnos por algo más que nuestras capacidades y competencias.

Otro punto que nos otorgará ventajas es, en la medida de lo posible, saber acerca de la organización que nos ha citado y del puesto para el que estamos siendo entrevistados. Los valores, misión, visión, cultura, etc. de la organización nos darán una idea acerca de qué es lo que están buscando en un candidato. Creo importante señalar que si la empresa a la que has enviado tu hoja de vida sostiene principios y valores que difieren de los tuyos, no asistas a la entrevista (simplemente avisa que no estás disponible momentáneamente). Te ahorraras dolores de cabeza, estrés e incomodidad.

Adentrándonos ahora al tema de la entrevista propiamente dicha, recuerda que tu lenguaje para-verbal dirá mucho de ti. Tu vestimenta, tu forma de moverte, sentarte, hablar, tus gestos, etc. dirán mucho acerca de quién eres y qué te sucede. Si no estás convencido del puesto, si la organización no es de tu agrado, si las tareas no son adecuadas a tus capacidades, probablemente quien te entreviste lo note. Por el contrario, si deseas incorporarte a la empresa trata de mantenerte tranquilo y mostrarte seguro en lo que dices, piensa antes de dar una respuesta, no muevas excesivamente las manos o las piernas, recuerda dejar de lado tus muletillas y siéntate derecho y relajado.

Recuerda que quien está del otro lado también es un ser humano, muéstrate entusiasta, coméntale sobre tus deseos de ingresar a la empresa, sobre tu disponibilidad para el logro de las metas de la organización. Por último, o quizás ante todo, selecciona y dedica esfuerzo a las posiciones y puestos que sean de tu agrado, aquellas en las que deseas desempeñarte y que estén en línea con tus metas profesionales; éste es quizás el punto más importante a considerar a la hora de buscar empleo. Solemos pensar que en cuestiones laborales más es mejor, pues yo no lo creo del todo cierto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.