Saltar al contenido
iOrigen

Test de embarazo y los falsos negativos

mujer embarazada

Si bien es cierto que en nuestros tiempos las pruebas de embarazo caseras han mejorado de gran manera, sobre todo en cuanto a precisión y sensibilidad, no siempre pueden dar un resultado certero.

Y esto se debe, principalmente, a múltiples factores que deberás tomar en cuenta al momento de realizarte una.

Para empezar, cerciórate de que la prueba que estas adquiriendo se encuentre en buen estado y sea de una buena calidad. Adquiérelas siempre en una farmacia y no en comercios no autorizados, por Internet u otros lugares que pongan en duda su procedencia.

Es prudente revisar la fecha de caducidad del producto, porque obviamente un producto ya vencido no dará resultados confiables. Adicionalmente, revisa el empaque para cerciorarte de que se encuentre en buen estado, no esté abierto o de signos de no haber sido manipulado con el debido cuidado.

Otro factor importante que influye en la obtención de resultados erróneos en un test de embarazo es, que muchas veces, no se toma en cuenta la sensibilidad de la prueba. Se debe recordar de que las pruebas de embarazo detectan la hormona HCG presentes en la sangre y en la orina una vez que se ha realizado la implantación.

Si la implantación lleva poco tiempo de realizarse o aún no se dio, es probable que se obtenga un falso negativo por la baja cantidad de hormonas en el cuerpo. Es por esto que se recomienda esperar a tener por lo menos unos días de retraso para poder hacer un test de embarazo. Y si las sospechas continúan, realizar una nueva al cabo de una semana.

Adicionalmente, si son los primeros días de la falta es recomendable que la muestra sea tomada de la primera orina de la mañana, porque en ese momento la concentración de HCG es más abundante que en las muestras tomadas a lo largo del día.

Si obtuviste un negativo, pero todavía no tienes la menstruación o tienes grandes sospechas de estar embarazada consulta con un médico. Es muy probable que entonces te realicen una prueba en sangre que suele ser mucho más precisa que un test de embarazo casero.

En mi experiencia personal, obtuve un falso negativo tanto en un test casero como en una prueba de sangre, y a las 2 semanas cuando repetí la prueba obtuve un positivo, tanto en la prueba casera como en una nueva de sangre.

El doctor explicó que debido a que la implantación no se había dado aún, fue que no se detectó la hormona y no se reflejó el resultado correcto en un inicio. En todo caso, siempre resulta conveniente tener algo más de paciencia, esperar unos días para repetir el test y consultar con un médico para despejar cualquier duda.