Pros y contras de llevar a tu hijo a la guardería

Para toda madre llega un momento en que debemos decidir cuál es la mejor opción para el cuidado y desarrollo de nuestros hijos, ya sea porque somos madres trabajadoras y requerimos de apoyo o porque nos han comentado que es bueno nuestro hijo conviva con otros de su edad aún antes de asistir a la escuela.

Entonces ¿qué debemos hacer? ¿Guardería, casa de la abuela, modificar nuestras tareas para estar siempre con ellos? Al parecer no hay una respuesta tajantemente correcta ya que todo tiene sus pros y contras y esta vez analizaremos lo bueno y lo malo de ingresar a nuestro pequeño a la guardería.

Sigue leyendo; Consejos para elegir la guardería infantil

Pros

  • Socializan

Conocen a otros adultos y otros niños, salen de su ambiente habitual y desarrollan sus habilidades sociales.

  • Libertad e independencia

Para ambas partes, tanto para los padres como para los niños, al pasar tiempo separados los niños tienen su espacio y los padres pueden aprovechar el tiempo para hacer tareas que se dificultan con el cuidado de los niños.

  • Desarrollan sus habilidades

El aprendizaje comienza aún antes de acudir a la escuela con actividades, ejercicios y cantos.

  • Agudizan sus sentidos

Al estar en un entorno más activo desarrollan sus reflejos, se vuelven más alertas al medio ambiente y receptivos ante los estímulos externos.

Contras

  • Se enferman

Es sabido que una vez que los niños asisten a guardería se vuelven más enfermizos, la causa viene desde su exposición a los cambios de temperatura por sacarlos del hogar y trasladarlos a la guardería, hasta la convivencia con otros niños.

  • Sufren accidentes

Recordemos que a pesar de estar bajo supervisión, el cuidado no es personalizado y al ser varios niños a cargo de pocos adultos en cualquier momento pueden sufrir un accidente como caídas o golpes.

  • Peleas con otros niños

En casa tu hijo puede estar solo, en compañía de otros adultos o con sus hermanos quienes estarán bajo el mismo esquema de educación, pero en una guardería convivirá con muchos niños de todo tipo de hogares y no podrás protegerlo siempre de malos tratos, golpes o ademanes sin educación.

En resumen se entiende que el riesgo no está en sí por que nuestros hijos asustan a la guardería, esto les puede traer muchos beneficios sino en la calidad de la misma, es por ello que antes de dar este paso es necesario dar un recorrido para conocer las instalaciones, la ubicación y el personal así como los servicios que ofrece el lugar antes de decidir dejar en sus manos a nuestro pequeño o pequeña.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.