Ideas para involucrar a los niños en las tareas.

Ideas para involucrar a los niños en las tareas.

Una buena educación en nuestros hijos incluye darles obligaciones desde pequeños, claro siempre valorando sus capacidades pues la idea es enseñarlos a ser responsables y no desmotivarlos o abrumarlos.

Inicia con involucrarlos poco a poco a las tareas del hogar, esto puede ser incluso desde bebés, iniciando como un juego el que guarde o te ayude a guardar los juguetes que ya no ocupa, etc. Para una edad escolar, es indispensable hacer esta transición de manera que les quede un buen recuerdo en la mente para toda su vida, pues de esto depende el cómo se van a desempeñar en un futuro.

Incentívalos.

Que sepan que detrás de sus tareas hay una recompensa, puede ser un buen método para iniciar.

Dicha recompensa no tiene que ser sólo monetaria, pues puede ser con algún premio que planeen en casa, una comida favorita, un dulce, ver una película al final de la tarea, etc. La idea es crearles esa asociación de que después del trabajo duro, vienen las recompensas.

participar en casa

Que se sientan útiles.

Si los enseñamos a sentirse útiles desde pequeños, habremos avanzado mucho. No hagas de estos momentos un episodio de estrés y desacuerdos, al contrario, mientras más pequeños les enseñes a ser responsables y sentirse útiles, mejor será su adaptación a dichas tareas y además estarás trabajando en su autoestima.

Muchas veces los adultos cometemos el error de quererlos involucrar pero a la vez los apartamos, ya que no logran hacer las cosas tal y como queremos, esto es un gran error. Agradece y valora sus intenciones y en lugar de regañarlos o alejarlos, guíalos para que cada vez hagan mejores las cosas o de forma adecuada.

Enséñales cómo.

niños responsables

Si hay algo que he observado en la mayoría de los niños y quizá se debe a su natural curiosidad, es que desde muy pequeños tratan de imitar a mamá tomando la escoba, empujando el sillón o lavando los platos. El error que muchos padres y madres cometemos es que no nos damos cuenta de esto y utilizamos el clásico, “dame eso, yo lo hago”.

Aunque nos lleve un poco más de tiempo, aprovecha este interés natural por tus pequeños en aprender y ayudar y enséñales a realizar las tareas.

Que aprecien la limpieza.

A la medida que los involucremos en las tareas del hogar, muéstrales el valor de lo que están haciendo, que sepan que no es por obligación y menos por complacerte y ya, sino que aprecien lo que es sentarse a ver la tele en un ambiente limpio, lo fácil que es encontrar sus juguetes favoritos en las gavetas ordenadas, etc.

No es cosa de géneros.

niños participando en el hogar

Y recuerda, las tareas del hogar deben ser repartidas y enseñadas a nuestros hijos por igual, no se trata de tareas solamente para las niñas o viceversa.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.