Consejos para no convertirte en una madre sobreprotectora

Desde la primera vez que sientes¬†su suave piel y lo acercas¬†a tu coraz√≥n, deseas¬†que ni el aire toque a esa personita que ahora se ha convertido en lo m√°s importante para ti, le miras con asombro ¬Ņc√≥mo puede algo ser tan fr√°gil y perfecto a la vez?

El amor te invade totalmente y juras que jam√°s permitir√°s que nada le pase, sin embargo la vida est√° llena de altibajos y retos a los que t√ļ alguna vez te enfrentaste y es necesario tu hijo/a tambi√©n lo haga…quiz√°s imaginas que esto alg√ļn d√≠a tendr√° que pasar, no s√©, quiz√° cuando cumpla su mayor√≠a de edad, cuando decida mudarse de casa o se case… pero soltar su mano puede ser necesario desde mucho antes, mucho, mucho antes.

Reconocer y lograr un equilibrio entre los pesares que tu hij@ debe afrontar, los que puedes ayudarle a enfrentar y los que le debes evitar es quizá la tarea más difícil como madre pues no solo implica ver sufrir a nuestros hijos sino que esto puede generar conflictos y culpas.

Caer en la sobreprotecci√≥n es algo muy f√°cil y que en alg√ļn momento todas las madres han pasado, la idea es no volver de este comportamiento un h√°bito ya que en lugar de ayudar a nuestros hij@s como lo deseamos, les estamos generando un da√Īo severo.

Mentalízate

Para algunas madres es m√°s f√°cil desapegarse de los hijos, si en tu caso es lo contrario entonces debes trabajar mucho en convencerte de que habr√° momentos donde no puedas resolverles todo y que a la medida que trabajes e ello, su crianza ser√° m√°s llevadera para ambas partes.

Infórmate

Aunque no hay nada mejor que la intuici√≥n materna, no dudes en informarte, leer art√≠culos documentados, pregunta a tu pediatra, ac√©rcate a un experto en desarrollo infantil o psic√≥logo, etc., mientras m√°s armas tengas ser√° m√°s f√°cil enfrentarte a las duras decisiones de ser madre y √©stas estar√°n fundamentadas por lo que podr√°s sentirte segura y sobre todo saber que act√ļas de la manera correcta.

Confía

Confía en tu instinto, pero sobre todo confía en tu hij@, permítele experimentar y explorar, respalda sus decisiones con educación y valores.

Mantente presente

Existen muchos extremos, por ejemplo aquellos padres liberales que descuidan a sus hijos, o los que sobreprotegen y despu√©s abandonan, ninguno de estos es positivo para la crianza del ni√Īo/a, lo mejor es siempre otorgar esas peque√Īas libertades acordes a la edad, dejarlos conocer el mundo, equivocarse, caerse y volverse a levantar pero siempre con nuestra ayuda, nuestra gu√≠a y nuestro cuidado.

Trabaja en ti también

No transfieras tus temores a tu hij@, trabaja en tus propias inseguridades y sobre todo en entender que tu hij@ es una personita individual e independiente, pero que te necesita para descubrirse a sí mismo, así que sé lo más objetiva posible y entiende sus necesidades.

Sigue leyendo;  Cómo saber si quieres ser madre

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.