Mitos y verdades sobre la esterilización de mascotas

Existen muchos y muy buenos motivos para esterilizar a nuestras mascotas. Este procedimiento trae consigo muchos beneficios para la salud de nuestro compañero, ya se trate de hembras o machos, y es el único método efectivo y humanitario para controlar la sobrepoblación animal. Sin embargo, algunos dueños tienen muchas dudas al respecto y por eso, despejamos mitos y respondemos a las preguntas más frecuentes sobre este tema.

La mejor manera de enfrentar una decisión que nos resulta difícil es informarnos sobre el tema. La esterilización de una mascota es un procedimiento quirúrgico que evita numerosos problemas de salud que el animal podría tener en su vida adulta y ayuda a controlar la sobrepoblación que existe en la mayoría de las ciudades.

Lo primero que necesitas saber es que la personalidad de tu mascota no cambiará. La personalidad de un perro se forma por su ambiente y sus genes, no por sus hormonas sexuales, por lo que la esterilización no cambiará está característica, no lo hará perezoso ni afectará su instinto natural de proteger a la manada. Una de mis mascotas en un Rottweiler y otra es una ovejera alemán; ambos están castrados y son tan dulces y protectores como siempre.

Al estar castrada, tu mascota tendrá una necesidad menos que satisfacer y no se sentirá frustrada. Es importante que sepas que, si no están esterilizados ni se reproducen, tus animales sentirán un enorme estrés que puede afectar su salud y generar malas conductas.

La esterilización tiene muchos beneficios:

  • Los perros y gatos castrados tienen menos deseos de escaparse, de marcar territorio (sobre todo dentro del hogar) y de ejercer el dominio de la manada. Los perras y gatas esterilizadas no experimentan los cambios hormonales durante los ciclos de celo que las ponen nerviosas, las hacen llorar incesantemente y les provocan un estrés tan grande que puede quitarles el apetito y el sueño.
  • Reduce el riesgo de problemas cuyos tratamientos son complicados y costosos. En las hembras, elimina la posibilidad de que se desarrolle cáncer uterino u ovárico y reduce considerablemente las probabilidades de tener cáncer de mama. Además, algunas hembras sin esterilizar experimentan embarazos psicológicos e infecciones uterinas que pueden ser fatales. En los machos se reduce considerablemente el riesgo de cáncer de próstata. Al ser esterilizada, tu mascota vivirá una vida más larga y saludable.
  • Los animales no engordan con sólo ser esterilizados. Al igual que los humanos, las mascotas suben de peso si comen mucho y se ejercitan poco o si están genéticamente predestinados a tener sobrepeso. Ten en cuenta que las necesidades energéticas de tu mascota disminuyen a medida que alcanzan la adultez. Consulta con tu veterinario cuál debe ser la ración diaria apropiada para su tamaño, edad y actividad.
  • La esterilización no siempre es un procedimiento costoso. En muchas ciudades, distintas organizaciones o el mismo municipio se encarga de realizar campañas de castración gratuita y muchos veterinarios no cobran sumas desorbitadas. Piensa que estás invirtiendo en la salud de tu mascota y es dinero que ahorrarás en tratamientos futuros. Busca información al respecto en las clínicas veterinarias o en administración pública.
  • No hay ninguna prueba médica que justifique hacer tener cría a una hembra antes de esterilizarla. Lo único que debes tener en cuenta a la hora de castrar a tu mascota es su estado de salud y su peso, ya que el veterinario utilizará anestesia general para realizar el procedimiento. El paciente no sentirá ningún dolor durante la operación. Puede haber cierta molestia luego, pero la mayoría de los animales retoman su actividad normal entre las 24 y 72 horas.
  • Muchas personas no esterilizan a sus mascotas creyendo que sus crías serán exactamente iguales al ser que ellos aman. Sin embargo, es poco probable que los cachorros se parezcan a sus progenitores: cada animal tiene su propia personalidad. Si deseas tener otra mascota, recuerda que hay miles de animalitos en los refugios que son tan lindos, inteligentes, dulces y cariñosos como el tuyo. Adoptar uno de ellos es una acción mucho más noble.
  • La razón más importante para esterilizar a tu mascota es evitar que sus cachorros terminen en la calle y sufran maltrato y abandono. Quizás creas que puedes encontrar un buen hogar para cada uno de ellos, pero que la gente pague por un cachorro no significa que no lo abandonará cuando planee una mudanza, deba cuidarlo ante una enfermedad, tenga hijos o simplemente, no lo pueda educar. Cada camada de cachorros contribuye con los miles de perros y gatos indeseados que mueren cada día en perreras y refugios de animales.

Uno de cada cuatro perros llevados a los refugios para animales son pura raza. Esteriliza, sé parte de la solución.

esterilizacion-mascotas-mitos-y-verdades3

Fuente | Cesar’s Way

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.