Resocialización

La socialización refiere al proceso mediante el cual un individuo se transforma en parte de una comunidad o grupo social. La resocialización implica una especie de segunda socialización (socialización secundaria); en el sentido que involucra la internalización de una cultura o sub-cultura diferente a la primera.

Dicha internalización implicará la adopción de nuevos (y diferentes) valores, ideologías, normas, etc. En algunos casos, la nueva cultura será visiblemente diferente; lo que entrañará un mayor esfuerzo en la adaptación; ejemplos de ello son: el ingreso a instituciones penitenciarias, a institutos mentales, al ejército, a claustros religiosos, etc. En otros casos, el nuevo grupo no será radicalmente diferente, por lo que el proceso de adaptación no será tan complejo.

Por otra parte, Carlos Salinas, en su Curso de Sociología, advierte sobre una importante cuestión: “si partimos de la concepción de que es en la infancia donde se graban indeleblemente todos los rasgos de la personalidad, la resocialización siempre tiene un efecto limitado; pero si se piensa que las experiencias de adulto joven son también fundamentales psicológicamente la resocialización pasa a un primer plano».

1 comentario en “Resocialización”

  1. Pingback: Estudio microhistorico sobre el maltrato infantil | jbc93

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.