Origen de la agresión

Al hablar sobre el origen de la agresión en los seres humanos, debemos reconocer al menos dos posturas: aquellas que sostienen que la agresión es innata y aquellas que postulan que la agresión es aprendida.

De las primeras, la más destacada es la Teoría Psicoanalítica. Esta teoría postula que la agresión es la canalización hacia el exterior de un impulso destructivo innato (el cual todos poseemos). El monto de energía de este impulso dependerá de la historia particular de cada uno de nosotros.

Respecto a la segunda hipótesis acerca del origen de la agresión, la más destacada es la Teoría del Aprendizaje Social de la Agresión. En ella se pone énfasis en el ambiente que rodea a las personas, y en cómo la agresión se aprende a través de la experiencia directa o de la imitación. Por tanto, una persona agresiva lo sería en razón del ambiente violento en el que está inmerso.

Particularmente, creo que ningún extremo puede simplificar el origen de la agresión, así como tampoco el origen de las demás conductas humanas; más bien estoy convencida de que somos el resultante de un proceso complejo que incluye tanto aspectos innatos como adquiridos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.