Liderazgo

Sucintamente podemos definir al liderazgo como el proceso mediante el cual una persona influye sobre otras; de manera tal que estas últimas realicen las acciones, tareas u objetivos que encomienda la primera.

Uno de los desarrollos más importantes sobre el tema lo realizó Kurt Lewin, alrededor de 1940. Investigó las influencias de tres tipos de liderazgo: el autoritario, el democrático y el laissez-faire (dejar hacer). Instruyó a tres personas para que desempeñaran, en tres grupos de niños de 10 a 11 años, los tres tipos de liderazgo.

El líder autoritario asignaba tareas específicas a los alumnos; indicando cómo, con quién y de qué manera debían hacerse las cosas. Se mantenía apartado emocionalmente del grupo; realizando críticas hacia los errores y cumplidos hacia los aciertos. Las consecuencias observadas fueron: ambiente tenso, hostilidad, culpas, etc.

El líder democrático realizaba indicaciones generales a modo de guía, dando lugar a las individualidades, y efectuando indicaciones y sugerencias para el logro de los objetivos grupales. Las consecuencias observadas en este grupo fueron: la aparición de un sentimiento de pertenencia al grupo, y una mayor participación y compromiso hacia la tarea.

El líder laissez-faire no fue participativo, otorgó al grupo total libertad, y no realizó sugerencias ni indicaciones. Las consecuencias fueron: baja participación y rendimiento de los alumnos, al tiempo que los mismos pidieron un cambio de líder.

El liderazgo democrático aparece como un recurso sumamente útil para el docente, por sobretodo para aquellos que están a cargo de grupos de adolescentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.