Las áreas de expresión de la conducta

Desde la antig√ľedad se han delimitado en el ser humano dos tipos de fen√≥menos: los fen√≥menos mentales y los fen√≥menos corporales. Por ejemplo, una enfermedad pod√≠a tener un origen f√≠sico (virus, bater√≠a) o ps√≠quico (conflictos, traumas). Esta dicotom√≠a imper√≥ a lo largo de la historia de la humanidad, y a√ļn se mantiene en algunos √°mbitos; sin embargo, se han olvidado de otro tipo de manifestaciones: las relativas a nuestro ser en el mundo social: las relaciones con los dem√°s, el desenvolvimiento en el trabajo o estudio, etc.

En Argentina fue Enrique Pichón Rivière quien da cuenta de la importancia de este ámbito para el estudio y abordaje de la conducta. Así, Bleger, siguiendo a Rivière propone tres (3) áreas de manifestación de la conducta:

  1. Mente

  2. Cuerpo

  3. Mundo externo

La psicología estudia las manifestaciones en las tres áreas, y no sólo en la mente (como sostenían los estructuralistas o funcionalistas), o en el cuerpo (como sostenían por ejemplo los conductistas). La conducta no es privativa de ninguna de las 3 áreas, sino que se manifiesta en las todas. Por ejemplo, un padre se encuentra pensando en la acalorada discusión que tuvo con su hijo; si analizamos esta situación: los pensamientos serían conductas en el área 1, el sudor sería la conducta manifestada en el área 2 y la pelea con el hijo la conducta en el área 3.

Bleger sostiene que la conducta siempre implica manifestaciones coexistentes en las tres áreas; la conducta es una manifestación unitaria del ser total, por lo tanto no puede existir ninguna conducta que no implique las tres áreas, éstas siempre coexistentes. Claro que en toda situación podremos observar el predominio de un área sobre las otras. Por ejemplo, si estoy llorando probablemente lo más predominante sea el área 2. Si me encuentro pensando en dónde dejé las llaves de la casa, el predominio será del área 1; y si le grito a alguien predominará el área 3.

Con este desarrollo Bleger supera la vieja dicotomía mente-cuerpo, y delimita desde entonces tres áreas de expresión de la conducta.

1 comentario en “Las √°reas de expresi√≥n de la conducta”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.