Tipos de parto, diferentes formas de dar a luz

Desde el momento  que te enteras que estas embarazada, empieza la cuenta regresiva hacia el día del parto convirtiéndose en el momento más esperado. Por lo general esta larga espera en ocasiones genera incertidumbres, miedo y ansiedad hacia el parto mismo, sobre todo si se trata de tu primer bebé.

Hoy en día es factible que elijas  el tipo de parto que deseas tener, sin embargo, muchas veces no se dan las condiciones y por lo tanto no es posible elegir. Ahora existen muchas alternativas, pero lo importante es que sepas de qué se trata cada una para que escojas la que más se adapte a tus necesidades.

Parto en el agua y el asistido en casa

El parto en el agua es una de las alternativas que más interés despierta en las mujeres embarazadas, esto por su sencillez y rapidez. Sí optas por esta opción ten por seguro que ahorraras tiempo, dolor y traumas innecesarios, además, el contacto con el agua es relajante y disminuye las tensiones de un trabajo de parto.

Otro de los métodos es el parto asistido en casa,  un parto con dolor pero en este caso las madres ya están preparadas para ese sufrimiento porque lo asumen como parte del proceso. Este método es caracterizado por ser largo, puede durar unas 12 o 16 horas.

Parto hospitalario y natural

Cuando  mencionamos el parto hospitalario, hablamos del más habitual donde se utilizan métodos farmacológicos, entre ellos: la inducción al parto, estimulación, fórceps, espátula, vacuextraccion, cesárea y epidural.

Ahora bien, el parto natural es un método muy antiguo que ha vuelto a resurgir a día de hoy, si optas por este método debes saber que en esta postura las parturientas cuentan con la ayuda adicional de la fuerza de la gravedad, es decir, que a la hora de dar a luz se  acelera el parto.