Situaciones donde te sientes muy sola siendo madre soltera

Mucho hemos hablado del gran valor que una mujer necesita para elegir dar vida y hacerse cargo de la misma una sola sin importar el qué dirán, las presiones sociales, la situación económica, de salud o profesional.

Muchas veces porque se siente autosuficiente y sin importar el tener pareja o no decide adentrarse a la maternidad, otras porque aún estando en pareja no le queda otra opción por su bien y el de su o sus hijos que enfrentar la situación por su cuenta.

Y aunque la maternidad es un evento maravilloso que nos convierte en mujeres fuertes desarrollando habilidades de las cuales incluso nos sorprendemos a nosotras mismas también debemos reconocer la parte difícil; esas veces donde tenemos ganas de rendirnos y tirar la toalla, algo que como madres sabemos que es imposible y no nos queda más que gritar con la almohada sobre la cara, secar las lágrimas y continuar con nuestras labores.

Sin embargo el propósito de este post es regalarte un poco de alivio y si bien no tenemos las respuestas a todo que sepas no eres la única que de repente se siente sola, las madres a cada instante nos preguntamos si lo que estamos haciendo es o no correcto o batallando con situaciones difíciles a cada instante, más aún cuando somos madres solteras.

Cuando tus hijos se enferman

No hay peor situación que el que un hijo se enferme, cuando esto pasa literalmente nuestros días cambian de soleado a tormenta, con una enfermedad de los hijos además de sufrir por su salud nos vemos en graves aprietos desde el gasto económico con consultas y medicinas, poner en riesgo el trabajo y con ello el sustento, etc. Y es aquí donde esta sensación de soledad nos invade por completo.

Cuando tienes enfrentamientos con el padre

Llevar una relación madura y responsable con esa persona que desde un principio no quiso ser padre (cuando sea el caso) es muy difícil así pasen los años, y cada que vuelves a tener desacuerdos con él o falta de apoyo recuerdas situaciones que te hacen sentirse sola.

Cuando tu familia te da la espalda

Existe aún mucho tabú hacia las madres solteras y por una u otra razón seguido nos recuerdan situaciones que resultan incómodas y nos hacen sentir mal.

Sigue leyendo; Ventajas de ser madre soltera

Cuando no tienes quién los cuide

Ya sea por una emergencia en el trabajo, estudios o porque simplemente necesitas un respiro, no encontrar ni una sola alma que nos extienda la mano para ir incluso al supermercado sin cargarlos es frustrante.

Cuando tus hijos dejan la casa

A pesar de lo difícil y exhaustivo que es hacerse cargo de los hijos una sola, hay una situación que nos resulta aún más dolorosa que las demás; cuando se van de casa ya sea de visita con los abuelos, a una excursión o han entrado a la escuela… y este tipo de vivencias nos hacen a la vez recordar lo mucho que amamos a nuestros hijos y que no importan las vivencias negativas ser madre no tiene comparación.

 

4.6/5 - (29 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.