Saltar al contenido
iOrigen

¬ŅQu√© es la diabetes gestacional?

Diabetes en el embarazo

Si tu médico te solicitó hacer algunos exámenes para descartar diabetes gestacional y eso te preocupa demasiado. Conserva la calma y conoce más de esta afección y su tratamiento.

Diabetes gestacional y el bebé

Si bien hasta el momento no se conoce la causa exacta por la que algunas mujeres embarazadas llegan a desarrollarla, es probable que se deba a que las hormonas del embarazo interfieran con la insulina que normalmente produce el cuerpo. Como resultado, un nivel de glucosa elevado en la sangre durante el embarazo.

Los niveles elevados de glucosa en la sangre, que no son debidamente controlados pueden acarrear diferentes problemas tanto para el bebé como para la madre.

Como la glucosa no es eliminada por la madre, llega al bebé como un exceso de energía, que se convierte en grasa y se crea la llamada macrosomía, o en palabras más simples un bebé con exceso de peso.

Este exceso de peso conlleva a problemas mucho m√°s complejos que la simple gordura. Un beb√© con macrosom√≠a puede enfrentarse a una lesi√≥n de hombros durante el parto, tener problemas respiratorios luego de nacer. Y posteriormente tener el nivel de glucosa demasiado bajo, aumentando as√≠ la probabilidad de ser un ni√Īo con obesidad y alto riesgo de padecer diabetes de tipo II en su vida adulta.

Todo esto se puede evadir, si la madre se realiza un control cuidadoso para mantener sus niveles de glucosa en un punto adecuado, evitando así problemas en su salud y en la de su futuro hijo.

Alimentación sana

Esto se logra, por lo general, mediante un plan alimenticio y de actividad física adecuados, que ocasionalmente puede combinarse con pruebas diarias de glucosa en la sangre e inyecciones de insulina. Su médico le dará un tratamiento que se ajuste a su caso para asegurar su bienestar y el de su bebé.

Usualmente, las madres con diabetes gestacional, reducen sus niveles de glucosa de manera natural luego del parto. Sin embargo, deben de considerar  que el haberla tenido aumenta las probabilidades de desarrollar diabetes de tipo 2.

Con todo, un buen régimen alimenticio y un plan apropiado de ejercicio físico para mantenerte en un índice de masa corporal optimo, pueden reducir desde el inicio la probabilidad de desarrollar diabetes gestacional.  Siempre  consultando con tu médico antes de comenzar cualquiera de estos dos.