Mi bebé tiene las nalguitas rojas ¿Qué hacer con la dermatitis del pañal?

Una de las afecciones más comunes en niños de 0 a los 2 años suele ser la dermatitis del pañal. Es decir el enrojecimiento en la zona de las nalguitas y el área cubierta por el pañal.

La dermatitis del pañal es una irritación producida por el roce del pañal y la humedad presente en el mismo, ya sea por orina o por heces de consistencia fluida que irritan y lastiman la delicada piel del bebé. Incluso puede deberse al uso de productos de aseo inadecuados para la edad del niño que llegan a irritarlo.

pañalEl tratamiento de la dermatitis dependerá mucho del grado de irritación presente. Por lo general en el caso de un simple enrojecimiento localizado en un área muy pequeña, el pediatra suele recetar alguna pomada o para ayudar a la regeneración de la piel.

En el caso de que el enrojecimiento cause demasiado dolor al niño, exista una infección, algún tipo de secreción, sangrado, o el enrojecimiento se extienda más allá de los límites del pañal, presente ampollas, úlceras o se encuentre a carne viva,  se requerirá una consulta obligatoria y urgente con el médico pediatra.

Un caso severo de dermatitis no puede deberse únicamente a la irritación sino que puede estar relacionada a la presencia de hongos y una posible infección, ambos requerirán un tratamiento con medicamentos específicos y adecuados para el bebé, y así evitar complicaciones mucho mayores.

A la vez que se realiza el tratamiento existen algunos cuidados que pueden ayudar bastante a ir disminuyendo con mayor rapidez los síntomas y a la vez sirven a manera de prevención para evitar el problema.

Como  recomendación principal, se debe tratar de disminuir al máximo la humedad dentro del pañal. Para esto es necesario realizar cambios de pañal más frecuentes, evitando así que la humedad producida por la orina o las heces quede en la piel del bebé causando irritación.

Se debe además de vigilar la alimentación para evitar diarreas que puedan generar o empeorar el problema. Analizar la posible causa, en especial en niños que se encuentran comenzando el destete o que últimamente han tenido algún tipo de cambio en la dieta.

Eliminar momentáneamente de la dieta todo aquello que pudo haber ocasionado la diarrea, también resulta conveniente retirar de la dieta por un tiempo alimentos demasiado ácidos como los cítricos, el pimiento, las  uvas o alimentos irritantes del estómago como el chocolate, los frutos secos, alimentos procesados y conservas.

Prestar atención en utilizar la talla de pañal adecuada, un pañal demasiado pequeño puede llegar a irritar con el roce producido por el movimiento del niño.

Mantener la zona ventilada lo más que se pueda, para conseguir esto se puede dejar al bebé sin pañal durante unos minutos al día. Claro está, teniendo cuidado de crear una superficie impermeable por debajo por si es que al pequeño se le ocurriera mojar la cama.

Y como última recomendación, realizar un aseo adecuado. Es decir, tener  cuidado con el jabón que se utiliza. Muchos jabones son algo irritantes para la tierna piel del bebé, por lo que se recomienda siempre usar productos específicos para niños.

Enjuagar muy bien la piel luego durante el baño para asegurarse de que no queden residuos de jabón que pudieran luego causar enrojecimiento.

Secar muy bien la piel del niño después del baño, en especial los lugares donde existan pliegues y pudiera quedar algo de humedad atrapada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.