Saltar al contenido
iOrigen

Dónde plantar pensamientos

4.6
30

Si decidiste tener pensamientos en casa, descubre los mejores lugares para poder plantar estas bellas flores.

¿Qué tipo de recipientes son los adecuados?, los pensamientos, al ser parientes cercanos de las violetas, cuentan con un sistema de raíces bastante superficial. Así que si deseas utilizar un recipiente algo bajo y mucho más ancho no existirá ningún problema al respecto. Pero, también crecerá sin problemas en una maceta tradicional, con una profundidad mayor.

En la naturaleza, los pensamientos son una hermosa decoración para canteros y lugares rocosos. Característica que se puede aprovechar muy bien para la decoración en sectores pedregosos o rincones del jardín que tengan poco espacio de tierra.

Su larga floración y vistosos colores son muy convenientes si lo que buscas es abaratar tu presupuesto anual dedicado a la jardinería.

Una exposición solar prolongada es lo recomendable, pero si no te es posible conseguir que reciban los rayos de sol durante todas las horas que se encuentre en el cielo, con recibirlos desde el norte durante parte del día puede ser suficiente.

Sin embargo, debes tomar en cuenta que a cuantas más horas de sol, más hermosa floración y desarrollo tendrán tus pensamientos.

¿Es posible tenerlos dentro de casa?, lo más común y recomendable es decir que no. Al ser flores silvestres sus requerimientos en cuanto a luz solar suelen ser mayores. Pero, con algo de trabajo extra y muchos cuidados por parte del dueño, es posible tenerlos en casa.

una-maceta-con-pensamientosEn terrazas, balcones y ventanas la situación es mucho más fácil. Se las puede plantar formando hermosas composiciones y tenerlas en el punto intermedio, ni totalmente dentro de la casa, ni totalmente excluida del interior de nuestro hogar.

Pero si deseas tenerlas, por ejemplo, dentro de la sala, lo más adecuado es utilizar recipientes pequeños con una sola planta o un número muy pequeño de especímenes.  Ubicarlas en un lugar en el que puedan recibir mucha luz, como junto a ventanales.

Si notas que las hojas se ponen pálidas y el follaje se vuelve ralo y alargado, es signo de que la planta no está recibiendo la suficiente cantidad de sol. Para solucionarlo puedes probar moverla durante el transcurso del día hacia otros ambientes que reciban luz solar. Pero, si no notas mejoría puede que lo mejor sea escuchar a la naturaleza y buscar un buen lugar en el exterior para tu florecilla.