Añade a tu jardín la imagen tropical del patujú

La flor de patujú, también conocida como platanillo o simplemente heliconia, es una flor tropical de vivos colores y frondoso follaje que agrega vida y colorido de manera espectacular.

Esta flor, paciente muy cercana de la llamada ave del paraíso, ha ido tomando vuelo en el mundo de la jardinería por sus muy llamativos colores. La forma poco común de las flores, dentro de su habitad natural, las transforman en un reservorio de néctar, aprovechado por insectos y picaflores que la ven como todo un oasis en medio de la selva tropical.

Originaria de Sudamérica, fue registrada y descrita en 1802 por Hipólito Ruiz Lopez, que decidió nombrarla como Heliconia Rostrata. Heliconia, en referencia a la montaña griega Helicón, donde se dice que las musas hacían sus reuniones.

Y Rostrata que significa, con pico, haciendo alusión a la forma de cada uno de los pétalos de la flor que se asemejan a la cabeza de un ave.

Es posible encontrar esta planta de manera natural en las zonas tropicales de Centro y Sudamérica, pero gracias a su colorido y nueva popularidad es posible encontrarla en algunos comercios especializados en flores exóticas en diferentes lugares del mundo.

La heliconia o patujú es una planta perenne, de una altura que puede variar del metro y medio a los tres metros de altura.

De amplio follaje compuesto por hojas alargadas. Su flor, o en todo caso su inflorescencia, cuelga majestuosamente exhibiendo un racimo de coloridas brácteas, por lo general de de colores rojo, amarillo y verde. Gracias a la combinación de colores de su floración, se le atribuyó el título de flor nacional Bolivia, por la similitud con los colores de la bandera de dicho país.

planta_patujuPor su tamaño es típicamente una planta de exterior, y por tratarse de una flor que naturalmente crece en la espesura de la selva tropical, no gusta demasiado de la luz directa del sol.

Es recomendable plantarla en algún lugar que ofrezca una semisombra o bien en lugares donde no reciba la luz directa del sol en las horas más altas.

En cuanto a riego, requiere de una irrigación abundante, sin embargo sus raíces reticuladas no soportan muy bien el exceso de humedad. Así que será conveniente establecer un adecuado drenaje para evitar que se pudran.

El único inconveniente con el cultivo de esta planta suele ser la temperatura. Al provenir del trópico, una temperatura menor a los 15 grados centígrados puede dañarla considerablemente.

En cuanto a cuidados, no suele ser muy exigente, bastará con quitar de cuando en cuando todas aquellas hojas secas, siempre teniendo la precaución de no dañar las demás hojas al hacerlo.

Sin más, si el clima te lo permite y dispones del espacio suficiente en exteriores, deja de pensar y dale la bienvenida a la suntuosidad que esta planta tropical añade a tu jardín.

1 comentario en “Añade a tu jardín la imagen tropical del patujú”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.