Cómo montar un kit de distribución para planificar la cocina

Lo que se va a realizar es un plano para tener en nuestras manos las posibles configuraciones de esta futura cocina. Una escala recomendable es 1:50. Para poderla aplicar, se multiplica por 0,02 cada medida. Ejemplo: 5 metros por 0,02 pasa a ser o, 1m o lo que es lo mismo 10 cm.

Para realizar nuestro kit tenemos que tener a mano los siguientes utensilios: un lápiz, un metro, tijeras, cartulina de papel o papel cuadriculado. Cartulinas de diferentes colores y una imprescindible calculadora.

Lo primero que se va a hacer es anotar las principales medidas de la cocina. Se toman las medidas de la superficie de la habitación y la altura del techo. Ha de observar si hay puertas y ventanas, sentido de apertura, inclinación del techo, algún elemento arquitectónico que sobresalga o cualquier otra irregularidad. Se ha de medir, del mismo modo, el lugar y a qué altura se encuentran las tomas de agua, los enchufes y la toma de gas. También hemos de identificar si existen calefactores.

Realice una planta a escala e incluya la toma de los consumos. Recorte los electrodomésticos y módulos con la misma escala que ha usado anteriormente. Ahora, haga todas las pruebas que necesite para conseguir la mejor distribución.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.