Mascarilla de arcilla blanca

Si el estrés del trabajo, el estar en la cocina, la casa o la familia hace que los signos de cansancio dejan huella en tu rostro aquí te doy una solución sencilla, rápida y barata. Pon en un bol agua mineral (ya que no contiene cloro, cosa que el agua del grifo tiene y perjudica la mezcla) con arcilla blanca, realiza una mezcla con ambos ingredientes hasta crear una masa de textura parecida a una crema. Aplica el preparado sobre la cara y cuello evitando ponerlo en el contorno de ojos y cuando empieces a notar que la mascarilla se queda seca y escamosa, retíralo y lava tu rostro con agua fría. Esta mascarilla los que hace es afinar el cutis, eliminar células muertas y devolver el esplendor natural a la piel. Si luego aplicar sobre tu cara una hidratante, el poder de absorción será mayor que si no hubieras puesto mascarilla

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.