Qué es la disautonomía

¿Te sientes constántemente cansada, mareada, débil, has sufrido desmayos y alteraciones estomacales, palpitaciones e intolerancia alimenticia, se te entumen partes del cuerpo, tu respiración se acelera con facilidad? La mayoría de estos síntomas son confundidos en la actualidad debido a la vida tan estresante que llevamos. Si acudes al médico por cualquiera de ellos seguro te dirá que se debe a un cuadro de estrés o ansiedad y sí, no descartamos este tema ya que tiene mucho que ver, pero la causa podría ir mucho más allá de esto, sobre todo en una época donde se ha vulgarizado el uso del término «estrés».

Cada función de nuestro cuerpo está determinada por los denominados sistemas; así como el sistema respiratorio, el sistema digestivo o el sistema endócrino que cuentan con funciones específicas… el sistema autónomo regula básicamente todas las funciones voluntarias e involuntarias del cuerpo, desde el parpadeo hasta el latir del corazón, de manera sencilla es el sistema nervioso es el centro de mando del que dependen los demás sistemas órganos y partes del cuerpo, por lo tanto imagina la crisis en la que entraría una persona a quien le falla dicho motor.

A este fallo se le denomina disautonomía, una condición muy rara y poco reconocida ya que como citábamos al inicio sus síntomas son equiparables al de una crisis nerviosa o incluso confundibles con otra enfermedad ya que al fallar el sistema nervioso central, falla la señal que éste le envía al cuerpo para funcionar pudiendo provocar malas funciones en cualquier parte.

desmayo

¿Cómo detectar esta enfermedad?

Los síntomas pueden ser muy variados dado a lo complejo de la enfermedad, sin embargo hay algunas constantes que los pacientes logran identificar; por ejemplo falta de ánimo sobre todo a tempranas horas de la mañana, dolor del cuerpo sin explicación aparente, cambios en la presión sanguínea, desmayos, ruborización y ahogamiento además de desestabilidad en el sueño.

Si has experimentado más de un episodio de síncope o pre síncope lo mejor es acudir al médico internista o cardiólogo, quienes son los especialistas capacitados para detectar la condición y así poder dirigirte hacia exámenes más específicos. El Tilt Test es uno de ellos; una prueba donde se provocan los síntomas referentes a la presión sanguínea, dado que se sospecha la causa de esta condición proviene de la falta de oxigenación por la incapacidad de llegar la sangre correctamente al cerebro. Además de esto se deben realizar otros exámenes para descartar enfermedades que pudieran estar ligadas o presentar la misma sintomatología.

Sigue leyendo; Cómo vivir con  disautonomía

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.