Cómo identificar el cansancio crónico

Mucho se habla de cansancio crónico como signo de varias enfermedades del siglo; ansiedad, depresión, disautonomía, fibromialgia, etc., pero sabes en realidad qué es el cansancio o fatiga crónica? ¿Cómo nos afecta? Y sobre todo; ¿como identificarla?

El cansancio es un estado de debilidad ya sea física o mental ocasionado generalmente por un sobre esfuerzo; por ejemplo levantar algo pesado o realizar cuentas numéricas sin embargo se supone nuestro cuerpo está diseñado para soportar cierto grado de fatiga proporcional al esfuerzo al que nos vemos sometidos. Caminar, trabajar, cargar a los hijos, mover muebles de lugar, responder exámenes etc., ¿pero qué pasa cuando la vida moderna nos obliga a ir más allá de nuestras capacidades de manera repetida? Cuando ya no se identifican los sobre esfuerzos como tales pues vivimos en un estado de esfuerzo constante es decir llevando a nuestro cuerpo y mente al límite sin dar oportunidad a que éste se recupere de la manera correcta.

El resultado…(así como un sinnúmero de enfermedades) un estado de fatiga constante; cansancio crónico.

pesadez del cuerpo

¿Eres víctima del cansancio crónico?

Si por más que tomas que tomas una siesta para intentar reponerte o cada nuevo día te sientes más agotada que el anterior, entonces puedes estar siendo víctima de uno de los males más presentes en la nueva era y como muchos otros padecimientos, para poder combatirlo es necesario identificarlo así que toma nota:

Te sientes muy cansada al despertar

Es normal sentirse algo aflojerado cuando acabamos de despertar pero de esto a sentirnos peor que antes de ir a la cama hay una gran diferencia.

Te duele la espalda

Por lo regular el cansancio se concentra en la zona alta de la espalda, el cuello y entre los omóplatos.

Sientes te tiemblan los músculos

Otro síntoma del cansancio crónico es cuando los músculos tiemblan sin causa aparente, algo similar a cuando se hace mucho ejercicio pero sin haberlo hecho.

Te sientes mentalmente saturada

Por más que descanses te sigues sintiendo saturada, como si no lograras vaciar la mente al dormir y cargaras con información día tras día.

fatiga cronica

Pierdes concentración con facilidad

El cansancio crónico cobra factura y una de ellas es el no poder concentrarnos, a pesar de seguir despiertos nuestro cerebro no está al 100%.

Te da más hambre

Una manera de recargar la energía que no se está obteniendo del descanso es mediante alimento.

Pierdes deseo sexual

Puede ser por simple inapetencia o querer evitarlo por el esfuerzo físico que implica.

Buscas descansar en cada oportunidad

Notas que tu cuerpo te pide descanso en cuanto tocas una cama o te sientas.

Te sientes de mal humor o triste

El cansancio no solo se refleja en una necesidad de dormir o letargo en las actividades diarias sino que afecta también nuestro estado de ánimo y humor.

Sigue leyendo; Cómo vivir con disautonomía

vivir cansada

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.