Conflictos entre padres e hijos

Begoña Delgado sostiene que los conflictos que se producen entre padres e hijos no ocurren ante cualquier temĂĄtica, sino que las discusiones mĂĄs frecuentes en la familia con hijos adolescentes tienen que ver con aspectos de la vida cotidiana, aquellos que el propio adolescente considera de su esfera personal, aunque aĂșn estĂ©n bajo la tutela de sus padres. Algunos de los temas mĂĄs frecuentes sobre los que se discute son: la hora de llegar a casa, la vestimenta y las tareas del hogar. Algunas de las quejas mĂĄs frecuentes de los padres hacia los hijos, menciona el autor, son:

  • Mi hijo sĂłlo hace caso a sus amigos.

  • No entiende la palabra NO.

  • Cree que siempre lo estoy criticando.

  • Cree que siempre tiene la razĂłn.

  • Todo lo discute.

  • Explota a la menor sugerencia.

  • Ignoro por completo lo que piensa, nunca me dice quĂ© le pasa.

Pese a estas menciones, comunes al colectivo padres, las discusiones mĂĄs frecuentes rondarĂĄn en aquellos aspectos que sean conflictivos como familia; en otras palabras, todo aquello que genere fuertes discusiones serĂĄ justamente aquello que toque aspectos no resueltos de la familia.

En cuanto a las crĂ­ticas que realizan los adolescentes respecto de sus padres, podrĂ­amos mencionar algunas de ellas:

  • Ellos se olvidan de cuando tenĂ­an nuestra edad.

  • Creen que siempre tienen la razĂłn.

  • Creen que por ser mayores lo saben todo.

  • Exageran con algunas cosas.

Como padres, en muchas ocasiones, caemos en un adultocentrismo; no logramos percatarnos de que nuestra mirada y nuestras concepciones no son siempre las correctas. En muchas ocasiones, mĂĄs de las que imaginamos, son los adolescentes los que realizan planteos sanos, claros y lĂłgicos; y somos nosotros los que permanecemos empecinados en nuestra idea, enraizados a situaciones que ya pueden sostenerse, y cegados emocionalmente por nuestras propias limitaciones.

1 comentario en “Conflictos entre padres e hijos”

  1. Gracias por sus aportes. Los padres deben comprender a los hijos, entender su forma de pensar, sentir y actuar, segĂșn las caracterĂ­sticas culturales propias de cada cultura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cĂłmo se procesan los datos de tus comentarios.