Conducta desviada

Se denomina conducta desviada a aquellos comportamientos que se alejan de las normas establecidas por un grupo social particular. Los sociólogos, especialmente, utilizan el término “desviación” para designar aquellos casos de quebrantamiento de las normas sociales.

Cada sociedad establece pautas, reglas y leyes que determinan lo que debe y no debe hacerse; pero debido a que cada cultura define de diferente manera sus normas, y en consecuencia lo que es una trasgresión y lo que no, las conductas consideradas “desviadas” varían de lugar a lugar y de tiempo en tiempo. Un ejemplos típico es la poligamia, mientras es una prohibición en muchos países americanos y europeos, es una conducta aceptada en Arabia Saudita y algunas regiones de África.

Los esfuerzos de los grupos humanos por controlar, corregir y minimizar las conductas desviadas forman parte de lo que se denomina control social; y entre sus instrumentos más poderosos se encuentra la socialización, que -siguiendo a Kornblit- “coerciona a las personas para hacer lo que se supone que deben hacer”.

7 comentarios en “Conducta desviada”

    • Hola Francisca,
      Un típico ejemplo es el de los delincuentes, ladrones, carteristas, estafadores… Algunas personas excéntricas (como cantantes de rock o actores) podrían entrar también en esta categoría, siempre y cuando sus conductas sean exageradas y reprobadas por la sociedad en general.
      Saludos!

      Responder
    • Hola Ana Laura,
      Ana Lía Kornblit es una investigadora y socióloga argentina muy reconocida. En la web pueden encontrar información sobre su perfil.
      Saludos!

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.