Aprendizaje por observación

El aprendizaje por observación o imitación es uno de los tipos de aprendizajes que pueden realizar los seres humanos y los animales. Éste no se da por ensayo y error, ni por la experiencia directa; sino por la observación o imitación de la conducta de otro ser humano.

De acuerdo a Albert Bandura, psicólogo canadiense, los pasos necesarios para que se desarrolle este tipo de aprendizaje son:

  1. Adquisición. Consiste en la observación del modelo a imitar, y la identificación de las características centrales de la acción o conducta que efectúa.
  2. Retención. Lo observado debe almacenarse en la memoria para su consecuente ejecución.
  3. Ejecución. Reproducción de la acción o conducta observada. En este punto recobra importancia los refuerzos positivos, tanto de lo observado en terceros como de lo ejecutado.
  4. Consecuencias. Si la conducta reproducida recibe refuerzos positivos, la persona tenderá a realizarla con mayor frecuencia. De lo contrario, tenderá a desaparecer.

Son muchas las conductas derivadas del aprendizaje por observación (sobretodo en más pequeños); y no necesariamente somos consientes de ello.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.