Mi Voz – Rafa Blas

A principios de este 2013, un joven albaceteño llamado Rafa se convertía en el primer ganado del talent show La Voz, un programa que aglutinaba a millones de espectadores en cada gala. Hasta aquí, todo normal, ya que este tipo de programas vienen siendo muy populares en nuestro país desde hace años. Lo «raro» era que Rafa no cantaba pop, ni siquiera flamenquito o alguno de esos estilos que tanto se llevan ahora. Rafa cantaba rock y heavy, con una voz portentosa además, muy por encima de la de sus contrincantes, al menos en cuanto a poderío vocal. Su aspecto, completamente heavy, era la puntilla que faltaba para «encasillarle» en ese estilo, algo que parecía no importarle, porque se sentía cómodo en él.

Y así es como Rafa Blas consiguió que, por una noche, España fuera heavy, tal y como rezaba su propio concurso. Hizo que todos sus rivales, en principio más comerciales y asequibles que él, mordieran el polvo, a base de magníficas actuaciones derrochando potencia y carisma. Y gracias al triunfo del programa logró un contrato discográfico para grabar un disco en solitario auspiciado por Universal. De ese disco, titulado Mi Voz, es de lo que os vamos a hablar hoy.

Una vez puestos en antecedentes, vamos a tratar de olvidarnos de todo lo anterior para intentar hacer la crítica más objetiva posible de este lanzamiento, dejando aparte el «origen» del mismo y demás. Lo primero que nos queda claro es que Rafa ha sabido rodearse muy bien para la grabación del disco, puesto que ha contado con Pepe Herrero (Stravaganzza) comoproductor del mismo, dotando a las canciones de un aire muy especial. Además de Herrero también han participado en el disco Dani Pérez a la batería, amen de otras colaboraciones especiales que iremos desgranando a continuación, en el tema a tema.

El tema que abre el disco se titula Vivir Morir, y ha sido escogido también como single del mismo, ya que destila muy bien el estilo que Rafa quiere representar en sus temas propios. A medio camino entre el sonido de Stravaganzza y el metal moderno escandinavo, con una producción muy cuidada, la voz de Rafa se mueve entre el falsete y la garra. Un tema pegadizo que suena bastante bien, aunque sin aportar nada demasiado original, al igual que el vídeo. Son buenos, pero nada más.

Siguiendo con Sigo Aquí, con una producción muy similar, con ciertos detalles melódicos muy interesantes, y un estribillo melódico y hermoso. La labor de la batería destaca por su contundencia y por esos detalles marca de la casa de la maquina Dani Pérez. Un tema que incluye también sonidos de teclado muy en la onda HIM, algo más accesibles, que seguro que también ayudarán a que la música enganche algo más a aquellos que no estén tan acostumbrados a escuchar metal.

Aquí y Ahora es la primera versión que escuchamos dentro del disco, y una de las que más sorprende, a pesar de haberla escuchado ya en el programa televisivo. El tema, original de David Bisbal, quien apadrinó al propio Rafa en el programa, sorprende por como Herrero ha sabido llevarlo al terreno metalero, con unas guitarras contundentes, y un Rafa, ahora sí, desatado, dejando salir todo su potencial. El sonido sigue estando a un nivel muy bueno, con una producción limpia pero igualmente contundente, y un gran trabajo en los coros de los estribillos.

Brindaré Por Ti nos trae de nuevo la tranquilidad, con un tema propio interesante, que comienza con acústicas y la voz de Rafa cantando en tonos más graves, un registro también interesante, y que igual debería exprimir algo más. Un medio tiempo que recuerda a los de Leo Jiménez, y no solo por el razonable parecido de la voz de Rafa con el de Fuenlabrada, algo que sabe llevar. La sombra de La Bestia no es la única que sobrevuela el disco, sino que grupos como The Rasmus o HIM suelen venir a la cabeza mientras estas escuchando temas como éste, por ejemplo.

La tempestad regresa con En La Oscuridad, un tema en el que la influencia de Stravaganzza vuelve a estar muy presente. Una letra algo tópica desluce un poco el tema, cuyo desarrollo tampoco es el culmen de la originalidad, pero al menos se deja escuchar.

Rafa-Blas-ganador-de-La-Voz

Noches de Blanco Satén, el clásico de The Moody Blues comienza de manera espectacular, con Pepe Herrero omnipresente gracias a unas orquestaciones espectaculares que engrandecen muchísimo el tema. Destacar igualmente la labor del propio Rafa a la voz, consiguiendo una interpretación muy buena. Este tema incluye una de esas cosas que seguro que más de uno echaría de menos… un solo de guitarra! Genialmente ejecutado además por el maestro Herrero. Un final apoteósico, con las orquestaciones a niveles tremendos, muy en la onda Stravaganzza, ponen la guinda a una de las mejores versiones del álbum.

La calma regresa con Sin Pedir Nada A Cambio, un tema que comienza con acústicas, y Rafa cantando en tonos muy dulces. La melodía y el desarrollo orquestal podría recordar a temas como Pasión de Stravaganzza, y es que la mano de Herrero se nota bastante. Al final el tema va ganando en contundencia para terminar calmándose del todo. Un medio tiempo interesante pero que tampoco sobresale por su originalidad.

Otra de las grandes sorpresas del disco es la versión del tema Quédate Conmigo, elegido el pasado 2012 para representar a nuestro país en Eurovisión con la voz de la sevillana Pastora Soler. Un tema convertido en toda una power ballad de esas que no pueden faltar en un disco de este tipo. Rafa hace un gran papel en tonos muy altos en los estribillos, y la producción orquestal es soberbia. Espectacular canción, que se pasa muy rápido, por lo corta que es y por lo corta que se hace.

Rafa-Blas-600x472

La siguiente versión que escuchamos es el clásico de Alaska, A Quien Le Importa, traída al terreno metalero al estilo de Eloise. Herrero hace un buen trabajo, pero el tema no llega a las cumbres espectaculares que tuvo aquella versión de Tino Casal. Eso sí, seguro que es uno de los que más engancha al público «ajeno». El tema posee potencia y está bien interpretado, pero parece que le falta una pizca para llegar a la excelencia.

Siguiendo con las versiones, ahora le toca el turno a una también curiosa. Se trata de Naufrago, la balada que Sober incluyó en su último disco de estudio, Superbia. Un tema preciosa en el que se ha prescindido de guitarras, y que solo con piano y orquestación ha quedo realmente emotivo. Rafa se luce en este tema, acompañado además por el interprete original, Carlos Escobedo, en el único dueto que incluye el disco. El epicismo del tema se ve engrandecido por unos arreglos orquestales sublimes, como ya nos tiene acostumbrados el gran Pepe Herrero, con un final digno de banda sonora hollywoodiense.

Para cerrar el disco, Rafa y Herrero han dejado «la guinda», la versión que probablemente le hizo ganar el concurso televisivo, Hijo de la Luna. Ya hubo una gran polémica en ese momento, ya que la versión era calcada a la que Stravaganzza realizó en su EP Hijo del Miedo, pero no se hizo ninguna referencia al grupo. Parece que esos malentendidos ya están más que superados, y la nueva versión suena diferente, más veloz, aunque eso sí, con algo menos de gusto, al menos en mi opinión. La labor de Rafa es bastante buena, pero no llega a la sublime altura de Leo Jiménez, que en este tema se salía. Dejando las comparaciones aparte, el tema engancha y esta muy bien realizado, seguro que es todo un éxito en directo.

Terminando, el primer disco de Rafa Blas en solitario puede llegar a enganchar a algunos a los sonidos más duros y metálicos, pero el artista debe saber ganarse también a su verdadero público, el que lleva escuchando esta música más tiempo, y que lo mira mal por haber salido de un concurso de televisión (obviando por otra parte su pertenencia a Nocturnia y otras bandas mucho antes del concurso de marras). Este verano tendrá varios conciertos en directo que determinaran el potencial de su carrera. Veremos adonde llega.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.