Ejercitarse jugando están de moda.

Si llevas tiempo deseando ponerte en forma pero no encuentras ni la ocasión o el tiempo o simplemente has probado el gimnasio pero sientes que no es para ti, esto quizá se deba a que tu estilo de ejercitarte sea otro más allá de sentarte frente a la pared y jalar unas barras o caminar por horas en un aparato fijo.

Por fortuna, en la actualidad hay muchos otros modos de ejercitarnos que no sólo están de moda sino que por su éxito pasan de generación en generación y si de niña te gustaba salir a jugar a la calle, correr, saltar cuerda, brincar charcos, pues es momento de traer esa niña nuevamente que te ayudará mucho a lucir bella y tonificada de una forma bastante divertida.

Saltar la cuerda: ¿Recuerdas esos juegos en los que debíamos saltar la cuerda mientras cantábamos una canción o aplaudíamos 7 veces seguidas a la vez que saltábamos con un pie? Bueno quizá no tengas que repetir exactamente lo mismo pero el simple hecho de saltar la cuerda, más si lo haces al aire libre será algo muy relajante además de tonificar tus piernas, trasero y brazos.

Patinar: Cada vez se ven más jóvenes en ruedas paseando por las calles de la ciudad y es que retomar este tipo de actividades no sólo nos conectan con nuestro niño interior sino que además ayuda mucho a la buena condición física, a fortalecer las piernas y ¿por qué no? A divertirnos un rato, hacer amigos y despejarnos un poco.

El hula hula: Después de su gran éxito desde los años 80’s el hula hula está de vuelta y no sólo para los niños, también se ha convertido en una herramienta idónea para tonificar el cuerpo de manera ligera y agradable, si quieres entretenerte un rato, mejorar tus habilidades y equilibrio además de formarte una pequeña cintura, este artefacto es ideal para ti.

Bicicleta: Aunque la bicicleta fija es sin duda muy efectiva, nada se compara a dar un paseo al aire libre, además de que estás haciendo el mismo ejercicio físico, también es un ejercicio para la mente, puedes variar en posiciones y velocidad para tener una rutina más completa.

Jugar: Sí, tal y como lo escuchas, jugar, correr, saltar, olvídate de la vergüenza o que eres demasiado grande para andar por ahí con la carcajada en la boca, si tienes mascotas o hijos será el pretexto ideal para sacar toda tu energía, convivir y ejercitarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.