5 Cosas que nos pasan a las adictas al maquillaje de ojos

El maquillaje de ojos no es cosa fácil, toma su inversión de tiempo y de productos, sin embargo lograrlo nos trae gratos beneficios pues puede cambiar por completo tu semblante y con este incluso tu estado de ánimo, sin embargo y como mencionamos primero, no es cosa fácil y aquí están algunas de las pruebas…

Las caras raras

hacer caras al maquillarse

Es la regla, una cara rara va de la mano con la correcta aplicación de tu rimel o delineado, no existe una sin la otra.

Toma hasta 30 minutos arreglar un mal delineado

delinearse los ojos

Lo difícil no es aplicar la sombra, el rimel, ni siquiera aplicar las pestañas postizas, lo difícil y lo sabes, ni siquiera es trazar una línea para profundizar el ojo, lo difícil es tratar de corregir esa línea que comienza como algo simple y delgado y termina invadiendo todo tu párpado convirtiendo un discreto maquillaje de día en algo súper gótico.

No poder salir sin corrector de ojeras

no salir son corrector

Podrás salir despeinada y con pijama si es necesario pero nunca, nunca sin corrector de ojeras y es que una vez que descubres el antes y el después de su uso se convierte en tu mejor aliado.

No poder darnos el lujo de llorar

rimel corrido

Sabes que hay algo que te pondrá más triste incluso que la misma razón por la que lloras y esto es que tu maquillaje de ojos se arruine, por cierto un buen truco es dirigir la mirada hacia arriba y así detener las lágrimas.

Los ojos siempre están rojos

ojos irritados

Ok por fin lograste unos ojos perfectos, pero ahora notas que lucen súmamente irritados porque resultaste alérgica al rimel, porque los manipulaste demasiado al maquillarlos, porque tuviste que volver a comenzar varias veces o porque simplemente te picaste el ojo con el delineador y esto se repite todos los días.

Sigue leyendo; cosas que pasan cuando amas teñir tu cabello

2 comentarios en “5 Cosas que nos pasan a las adictas al maquillaje de ojos”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.