Pies hinchados

Con el avance del embarazo cada vez los achaques que le acompañan se hacen más y más evidentes. Uno de ellos es el sentirse hinchada, entre la retención de líquidos también llamado Edema y el peso que los pobres pies deben soportar, hace que estos se tornen regordetes lo cual va de lo leve hasta casos severos donde habrá siempre que consultar al médico.

Si has llegado a la etapa en la que tus pies se encuentran hinchados puedes optar por usar zapatos cómodos, en sí los tacones no están recomendados para las mujeres embarazadas por lo que puedes aprovechar y calzar tenis o sandalias, incluso unas cómodas pantuflas si eres friolenta pues la verdad es que yo disfrutaba al máximo andando descalza.

A veces es necesario usar zapatos de número más grande, esto depende ya del tipo de calzado tal vez trabajes en una oficina y no te sea permitido vestir informal, con un número más grande sentirás la diferencia, y recuerda, todos estos achaques en unos meses se te habrán olvidado y recibirás un regalo mucho más grande, ánimo.

pies hinchados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.