Cinco consejos fundamentales para evitar la toxoplasmosis

La tan conocida toxoplasmosis es una enfermedad que puede llegar a preocupar mucho a todas las futuras madres. Y nunca están demás unos cuantos consejos si lo que buscas es evitarla.

La principal causa para que muchas mujeres teman esta enfermedad es que si se adquiere estando embarazada, puede ocasionar varias complicaciones, malformaciones e incluso hasta la pérdida del bebé si no es tratada a tiempo.

Uno los primeros pasos para evitar cualquier problema y que siempre es recomendado por los médicos, es la realización de un examen. El llamado toxotest, que se realiza analizando una muestra de sangre de la madre.

Este test tiene dos propósitos, el primero es el de determinar si la madre ha padecido con anterioridad la enfermedad, lo disminuye en gran medida el riesgo de volver a contraerla y por consiguiente afectar de alguna manera el desarrollo de su hijo.

El segundo es el de determinar si la madre se encuentra actualmente infectada por el parásito, descubrir a cabalidad en que etapa de la enfermedad se encuentra y así tomar las medidas necesarias para su tratamiento, evitando así mayores riesgos para el bebé.

Como la gran mayoría de las enfermedades que pueden afectar el desarrollo de tu retoño, los primero tres mese de embarazo siempre resultan ser de gran importancia. Por lo que, si tus pruebas demuestran que no te encuentras infectada, el médico te dará varias pautas para poder evitar la enfermedad.

Aquí te damos unos cuantos consejos, para evitar la toxoplasmosis durante el embarazo. O para que los tomes muy en cuenta y evitarla desde antes si planeas quedar embarazada próximamente.

  • Si tienes un gato como mascota, delega la responsabilidad de limpiar la caja de arena a otra persona.
  • Asegúrate de que tu gato se encuentre sano y no se alimente de ratones, pájaros o peor aún, que sea una costumbre suya el rondar los basureros del vecindario.

Existen también varios alimentos que debes evitar durante el embarazo, ya que también pueden considerarse una vía de contagio importante.

  • Como regla principal, presta mucha atención a la adecuada cocción de los alimentos, en especial a las carnes y los embutidos. La carne de cerdo suele ser con frecuencia la que tiene más posibilidades de estar contaminada con toxoplasmosis.

Y aunque de seguro querrás llevar una dieta equilibrada y llena de vitaminas, minerales y fibra. No olvides tener cuidado con las frutas y verduras, porque también podrían ser las causantes del contagio de esta enfermedad.

  • Trata de consumir los vegetales cocidos y las frutas sin cáscaras. No es posible saber que cuidados se tuvo con la fruta en su manipulación antes de que llegara a nuestras manos, por lo que es conveniente ser precavidas.
  • Y finalmente, si eres una amante de la jardinería o tu trabajo te obliga a estarla removiendo constantemente, utiliza guantes protectores y evita el contacto de tierra con cara, ojos o cualquier pequeña herida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.