Caracol de plastilina

Hacer animalitos de plastilina es lo más divertido del mundo, puedes crearlos a partir de imágenes reales como perritos, mariposas, osos y demás, o imaginar tus propios personajes.

A continuación te enseñaré a hacer un caracol muy alegre con todo y su caparazón. Te daré un truco para que puedas manejar mejor tus figuras ya que la plastilina es muy dura habrás notado que a veces tus dedos duelen después de jugar con ella, pues bien ahora sabrás que antes de empezar a moldear debes tomarla en tus manos y rodarla con la palma sobre una superficie dura como la mesa o el suelo. Ya que tengas la masa más suavecita podemos empezar.

Necesitarás plastilina amarilla y marrón, dos palillos y una concha (también puedes hacer tus propias piezas con la misma plastilina de color café).

Rueda la plastilina amarilla hasta formar un tubo, éste será el cuerpo del caracol, después dobla un lado hacia arriba con cuidado de no romperla. Coloca el caparazón en la parte que va acostada e inserta los dos palillos en la parte más alta, después crea dos bolitas de color marrón y mételas en los palitos, estos serán los ojos, puedes dejarlos así o agregar dos puntitos de plastilina negra para que se vea más real.

caracol de plastilina

4.3/5 - (34 votos)