Saltar al contenido
iOrigen

Productos de belleza e higiene que tienes que cambiar constantemente

productos de belleza

Nos cambiamos de ropa a diario, tiramos la comida que ha caducado, renovamos las fundas de la cama, pero….¿cada cuándo cambiamos de productos de belleza e higiene?

Hirónicamente poca atención ponemos a estos, siendo que deberíamos tener mucho cuidado al tratarse de productos que están en constante contacto con nuestro cuerpo y partes muy expuestas y delicadas, fuera de la imagen inofensiva que tienen, entre ellos se acumulan bacterias invisibles para los ojos pero que es un hecho están ahí.

La mayoría de los productos de higiene y belleza que utilizamos están constituidos por cerdas, esponjas y telas que se contaminan fácilmente, por ello es que es importante renovar y desechar los elementos después de un tiempo, ya sea porque obviamente se muestran deteriorados o aunque no lo parezcan, ya no son efectivos e incluso nocivos.

Algunos de los productos en la lista son:

Cepillo de dientes

cepillo de dientes

Mucho se confunde su cambio con la visita recomendad a dentista que es a los 6 meses, por el contrario, el cepillo dental debe cambiarse entre los 3 o 4 meses o antes incluso si notas que sus cerdas están desgastadas y abiertas ya que esto no permite un correcto cepillado.

Como opción están aquellos cepillos con indicador de cambio, cuando las cerdas centrales pintadas de azul se despintan, es el momento de utilizar otro.

Cepillo de cabello

cepillo de cabello

Así es…los cepillos, peines y peinetas igualmente deben cambiarse, más aún si son de fibras. Esto para evitar la acumulación de bacterias y restos acumulados de productos a lo largo de su uso.

Si no tienes posibilidad de adquirir nuevos, entonces mantén tus productos limpios con su desinfección diaria. Enjuaga tus peines y remoja los cepillos en agua con cloro por ejemplo. Con hábitos de limpieza contantes puedes alargar la vida de estos elementos, pero si los notas ya gastados es hora del cambio.

Brochas y esponjas

brochas o esponjas

Existen algunos productos de belleza que pueden reciclarse y usarse por periodos prolongados. Las esponjas y brochas no son uno de ellos.

Por su material y el uso que se les da, estos productos son de los que se contaminan más rápidamente y el mismo desgaste los va haciendo aún más vulnerables a contaminarse y por ende contaminarnos, por ello es mejor renovarlos a menos cada mes o en cuanto se rompan o desgasten.

Rimel o máscara

rimel

No, no y no… aunque no te hayas terminado tu máscara al cabo de un año, no debes seguirla usando. Pareciera inofensiva, pero el producto dentro del botecito se ha contaminado, desde el momento en que sacas y metes el cepillo y le da el aire o has dejado el cepillo olvidado sobre la mesa y después lo guardas o simplemente el tinte ya se ha endurecido. Por esta y otras razones es indispensable cambiar de producto.

Está de más recomendarte no prestar productos de uso personal.