Recetas mexicanas

La comida mexicana ha sido reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Su elaboración es complicada pero cuenta con numerosos platos variados en cuanto a sabor, color y olor. Es característica por los múltiples condimentos que usa. El ingrediente básico y más influyente en su gastronomía es el maíz pero también el chile y el frijol acompañados por el jitomate.

El tomate, la calabaza, la cebolla,  el arroz, el chocolate (base de la preparación del mole), las carnes rojas y la planta del nopal conforman la mayor parte de los guisos mejicanos.

La base de la alimentación en los hogares mexicanos es la tortilla, lámina redonda hecha de maíz que sustituye al pan considerado en muchos lugares como producto de lujo. De la tortilla se realizan numerosos platos: la tortilla enrollada (para preparar flautas), la tortilla cortada ( para elaborar chilaquiles), la tortilla doblada (para preparar los tacos), la tortilla frita y endurecida (para preparar las tostadas).

Os voy a nombrar algunos de los platos tradicionales de esta comida tan internacional: cochinita pibil, el mole oaxaqueño, el mole poblano, el cabrito, el pozole, el pan de cazón campechano, el Churipu, el menudo, las corundas purépechas entre otros.

También son típicos aunque no únicos la ingesta de insectos en platos tales como: escamoles que son larvas de hormigas consideradas como caviar mexicano, jumiles, chapulines, la hormiga chicatana, etc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.