Forma y tamaño

 

Unificar estos dos conceptos en la decoración con plantas puede ser un reto. Para llegar a conseguir el éxito, es fundamental aprender a encontrar la proporción entre ambos.

Antes de adquirir las plantas conviene planificar y plantearse qué queremos y qué pondremos para conseguir lo que queremos.

A partir de una selección de plantas sujeta a los gustos personales, también resulta importante tener en cuenta algunos datos que nos pueden orientar en todo el proceso.

En principio, es primordial tener claro el espacio del que se dispone en cada estancia. También dónde se situarán las plantas.

Lo siguiente es averiguar el tiempo de crecimiento de las plantas elegidas. Sobre todo cuando se quiere combinar más de una. Así se puede tener más claro cómo quedarán en el futuro. Otra opción es comprarlas a punto de alcanzar su máximo desarrollo. Así no tendremos que hacer cálculos y tener quebraderos de cabeza. Sin embargo, también se pierde el encanto y nuestra cara de orgullo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.